Mañana finaliza el cese de comercialización de carne, propuesto por la Mesa de Enlace debido al cierre de exportaciones determinado por el Gobierno Nacional el 18 de mayo de 2021.

Teniendo en cuenta que el campo aún no ha obtenido respuestas, y que las intenciones de diálogo son nulas, proponemos a la Mesa de Enlace que nuclea a las entidades agropecuarias, que en caso de volver a definir un cese de comercialización y concibiendo al campo como una unidad indisoluble,  el paro no solamente sea de carne sino de todas las actividades agropecuarias.

Hoy  nos preocupa el conflicto de las exportaciones de carne, pero ayer fueron las retenciones a la soja, los constantes intentos de violación a la propiedad privada, las amenazas respecto al maíz y una lista interminable de ataques al sector. Es inevitable preguntarnos ¿qué sigue después?. El interrogatorio sin respuestas afecta profundamente a nuestras economías regionales y principalmente a nuestros derechos constitucionales que se ven constantemente arrebatados.

La excusa del aumento de precios de la carne es una falacia que busca fortalecer un pensamiento ideológico y castigar al sector.