La Sociedad Rural de Tucumán te va a extrañar siempre.

Hoy nos toca despedirnos con profundo dolor de quien supo ser una persona fundamental en la historia de nuestra Institución.

Roberto hizo frente a su Presidencia con el mismo compromiso que enfrentaba cada cosa que hacía en su vida y cada lugar que le tocó ocupar. Siempre dispuesto a brindarse al otro.

Su convicción y su valentía fueron los valores que marcaron siempre su trabajo y que nos inculcó a quienes estuvimos cerca de él.

Hoy nos deja un hombre que fue grande en todos los aspectos de su vida: padre, amigo, hermano, compañero .

Vamos a despedirlo con un dolor inmenso pero con la convicción de saber que estará siempre entre nosotros, en cada proyecto nuevo que emprendamos, en cada uno de los que formamos parte de la SRT, y en nuestra historia que lo tuvo como gran protagonista.

Te vamos a extrañar. Gracias por todo lo que sembraste, por tu trabajo incansable y por tu valiosa presencia hasta este último tiempo.

Hasta siempre Roberto.