Enterados por los medios de prensa de la pronta visita del Presidente de la Nación a nuestra provincia, nos hubiera parecido atinado que reciba a los productores agropecuarios en su paso por Tucumán.

De más está decir que esperamos tenga la prudencia, frente a cualquier anuncio que se haga, de tener presente que la paciencia del sector agrícola se ha agotado y que el campo no está dispuesto a ceder frente al constante avasallamiento del Estado hacia el sector.

Su tan mentado anuncio de “guerra contra la inflación”, no tiene ninguna viabilidad si no se toman decisiones firmes de reducción y achicamiento del gasto público, el fin del exceso en las dietas, los innumerables asesores y los contratos desconocidos.

Allí es donde reside la verdadera lucha contra la inflación.

Por último, esperamos un pronunciamiento claro por parte del Gobierno de nuestra Provincia respecto a las últimas medidas sobre el cierre de exportaciones.