No hay plan ganadero posible si no existe diálogo entre las partes.

Frente a las versiones acerca de la elaboración de un plan ganadero por parte del Gobierno Nacional, la Sociedad Rural de Tucumán manifiesta que para que un «plan ganadero» pueda ser posible es necesario dialogar con las partes involucradas: productores, entidades agropecuarias, organizaciones.

Los planes ganaderos y cualquier tipo de política agropecuaria debe ser planificada a largo plazo. El Estado, de ninguna manera, puede intervenir los mercados, simplemente debe establecer las condiciones en un marco regulatorio, y esas condiciones deben ser previsibles.

Por último, rechazamos todo tipo de intervención en los mercados de trigo y maíz. Y defendemos el libre comercio.

El sector no puede ser preso de decisiones políticas cargadas de ideologización que atentan contra la producción.