Adherimos porque estamos cansados de las medidas agropecuarias cargadas de ideologías políticas.

Adherimos porque se llenan la boca hablando de “ganancias extraordinarias”, castigando al sector productivo, principal responsable de aportar el 25% del PBI argentino.

Adherimos porque mientras insisten en demonizarnos, vemos como se derrumban los precios de lo que producimos.

Adherimos porque en cada siembra invertimos, planificamos, generamos trabajo, pero después la falta de gasoil nos impide levantar la cosecha produciendo pérdidas irreparables por un conflicto que se podría haber evitado.

Adherimos porque queremos exportar sin cepos lo que con tanto esfuerzo producimos.

Adherimos porque el verdadero aumento del corte de biodiesel sigue siendo una deuda pendiente.

Adherimos porque somos víctimas silenciosas junto a toda la sociedad de un desdoblamiento cambiario, producto de una inflación que se come el sueldo de los trabajadores.

Adherimos porque somos espectadores de cómo se disputan el poder, mientras los ciudadanos miramos desde afuera como cambian personajes y figuritas pero no nos cuentan cuál es el verdadero plan económico.

Adherimos porque queremos vivir en una Argentina próspera, que defienda y fomente el trabajo, que promueva los valores republicanos y principalmente que nos incluya a todos.

La Sociedad Rural de Tucumán apoyará siempre toda manifestación para expresar el rechazo a la falta de políticas agropecuarias y los embates del Gobierno Nacional hacia el campo.