El Gobierno Nacional una vez más toma decisiones cargadas de ideologías y con ausencia absoluta de diálogo.

La “renta inesperada” golpea a los productores, al sector productivo, a los que trabajan, en definitiva golpea a la sociedad.

“LO INESPERADO” DEBERÍAMOS TRANSFORMARLO EN “LO ESPERADO”.

Esperamos verdaderas muestras de reducción del gasto político.

Esperamos que se ponga fin al asistencialismo.

Esperamos que se terminen los privilegios del Gobierno Nacional y los Gobiernos Provinciales.

Por último, a los tucumanos nos llama la atención el silencio de nuestro Gobierno Provincial frente a este nuevo embate contra los sectores productivos. Necesitamos saber si están del lado de los que verdaderamente trabajan o del lado de fomentar “recaudaciones interminables” para mantener una estructura política ineficiente, asistencialismos y subsidios absurdos.